¿Puede el té verde aliviar los síntomas de la artritis?

healthy green tea cup with tea leaves
Potentes compuestos en el té verde galato de epigalocatequina (EGCG) y galato de epicatequina (ECG) pueden ayudar al cartílago a batallar contra la destrucción del colágeno en las articulaciones artríticas. El EGCG y ECG encuentra en el té verde son potentes flavonoides conocidos como catequinas. Parece que estos catequinas particulares pueden ayudar a luchar contra la inflamación, así como algunos de los mecanismos subyacentes en el trabajo, tanto en la osteoartritis y la artritis reumatoide.
Fuente : sharecare.com

El té verde alivia la inflamación, dolor de la artritis

Un nuevo estudio ha hallado que un compuesto en el té verde puede ayudar a las personas con artritis reumatoide a evitar la inflamación y daños a las articulaciones. El estudio, dirigido por investigadores de la Universidad de Michigan, fue presentado el 29 de Abril en la  conferencia Biología Experimental 2007 en Washington D.C.

“Nuestra investigación es un paso muy prometedor en la búsqueda de terapias para la destrucción de articulaciones que viven personas que padecen artritis reumatoide” indicó Salah-uddin Ahmed, PhD. El investigador jefe del estudio. Según la Fundación para la Artritis de los EE.UU., más de dos millones de estadounidenses tienen artritis reumatoide.

Ahmed y sus colegas aislaron células llamadas fibroblastos sinoviales, que forman un tejido revestimiento que rodea las articulaciones. En casos de artritis reumatoide, este revestimiento se inflama y tiene como resultado un dolor crónico y daños a largo plazo de las articulaciones.

Los investigadores cultivaron fibroblastos sinoviales de pacientes con artritis reumatoide y luego expusieron estas células a epigalocatequina-3-galato (EGCG), un compuesto de origen natural que existe en el té verde. Hallaron que el EGCG bloqueó dos moléculas potentes que causan la desintegración ósea en las articulaciones afectadas por la artritis reumatoide. Ahmed afirmó que el EGCG bloqueaba de forma “significativa” las moléculas dañinas. El y sus colaboradores observaron que el EGCG también bloqueaba la producción de prostagladina E2 que causa la inflamación de las articulaciones.

Ahmed indicó que sería conveniente que las personas probasen a beber tres o cuatro tazas de té verde al día, dijo “es mejor beberlo de forma continuada a lo largo del día” para mantener los niveles de sangre constantes.

Aunque este es el primer estudio que mide los efectos del EGCG en los fibroblastos sinoviales, un estudio previo demostró que los polifenoles en el té verde podrían impedir la aparición de la artritis. En 1999 investigadores en Case Western Reserve University School of Medicine, estudió el efecto del té verde en ratones, los investigadores hallaron que los ratones que tomaron té verde tenían una propensión significativamente menor de desarrollar artritis que los ratones en un grupo de control. El extracto que tomaron los ratones era el equivalente humano a cuatro tazas de té verde al día.

Nota del editor: Cuando se esté buscando productos de té verde, haz un esfuerzo para encontrar té verde orgánico. Muchos tés verdes baratos importados están contaminados con flúor dañino.

Fuente : doctornews.org

En el año 2008, COLAFIT fue objeto de un riguroso estudio clínico (multicéntrico, aleatorizado, doble ciego, con placebo, en condiciones naturalísticas y a tres meses), sobre 58 pacientes con artrosis de rodilla, dirigido por el MUDr. Roman Stancík, CSc, Jefe del Instituto de Enfermedades Reumaticas de Piestany, Republica Checa y en el hospital F.D. Roosevelt en Banská Bystrica, Republica Checa. Los resultados fueron concluyentes: demostraron la eficiencia del tratamiento con COLAFIT, que se manifestó en la reducción significante de la calificación WOMAC (Western Ontario and McMaster Universities Index, que evalúa la intensidad del dolor en reposo, durante algún esfuerzo, rigidez en la capacidad de realizar actividades cotidianas y la calificación VAS para la evaluación del dolor, en la escala de analogía visual de 100 mm)y VAS después de tres meses de tratamiento. La eficiencia del tratamiento perduró todavía durante un mes más, sin el uso de COLAFIT. La eficiencia del tratamiento con COLAFIT disminuyó la calificación total de WOMAC, después de tres meses, en el 38%, comparado con el 10% del grupo de placebo. Después de otro mes sin tratamiento, disminuyo 37% mientras que el grupo de placebo disminuyó el 8%.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s