“INGRID MACHER, LA COLOMBIANA QUE LIDERA EL «FITNESS» POR INTERNET”

Empezó compartiendo sus rutinas de ejercicios y recetas saludables en un blog. Luego abrió un canal en Youtube que alcanza 32 millones de visitas, y está lanzando su segundo libro.

GLORIA CASTRILLÓN

Esta no es una simple historia de superación. La de Ingrid Macher es la historia de una mujer que logró renacer, reinventarse y ayudar con su testimonio a millones de mujeres a lograr un sueño que parece inalcanzable para la mayoría: bajar de peso, obtener una figura envidiable y tener una vida saludable. Su discurso se basa en que no hay que hacer dietas, sino cambiar hábitos y ajustarlos al metabolismo de cada cuerpo.

Suena simple, pero para ella no fue tan fácil. Primero tuvo que pasar por la vida dura de inmigrante en Estados Unidos; tuvo que, literalmente, morir y revivir, antes de encontrar el camino que la llevó a ser lo que es hoy: una popular entrenadora y motivadora en Internet, una de las mujeres más seguidas en redes sociales, autora de dos libros, columnista invitada a importantes medios en Estados Unidos y América Latina.

Ingrid reconoce que su vida en Bogotá, ciudad donde nació hace 41 años, estaba marcada por el maltrato y por eso viajó a Puerto Rico, para casarse con un príncipe azul, tener casa y carro, y llevar una vida feliz. Su aterrizaje fue duro. Se casó a los 19 años, sin haber terminado su carrera de Comunicación, y a los dos años ya estaba divorciada, con una hija y sin muchas opciones.

El trágico paso del huracán George, en 1998, la dejó en la calle. Con mil dólares en el bolsillo tomó un vuelo a Miami y trató de rehacer su vida. Como todos los inmigrantes, tuvo dos y tres trabajos; lavó platos, limpió casas, sirvió mesas. Sobrevivió. Siete años después conoció a su actual esposo y empezó a cumplir el sueño del príncipe, el carro y una casa grande y hermosa.

Esa vida más tranquila en lo económico le trajo otras cosas: «Adopté los hábitos alimenticios de mi esposo, subí de peso y me enfermé. Una noche de navidad tuve un ataque. Me fui por unos segundos y me revivieron. Uno cree que el doctor soluciona todo, que con el dinero compra medicinas y ya».

before2

Este era el aspecto de Ingrid antes de empezar el reto que se impuso de bajar peso.

El punto de quiebre en la vida de Ingrid no sobrevino después de este episodio. Fue la crisis económica de 2008 que golpeó Estados Unidos la que le dio un giro. Su esposo quebró y quedaron en la calle. «Ahí empecé a darme cuenta de que tenía que recuperar mi salud. Yo ya había empezado de cero varias veces, pero mi esposo no sabía qué era eso», recuerda.

El primer paso fue recuperar su salud y empezó como la mayoría, a probar cuanta dieta encontraba, a tomar pastillas adelgazantes, a hacer terapias y masajes. Cuando todo falló, decidió seguir otra estrategia: «Necesitaba enfocarme, enamorarme de mí misma para poder comprometerme. Me puse la meta de bajar de peso en 21 días».

4_copy
Ha publicado columnas en People En Español, mamaslatinas.com, Huffington Post Voces, MSN Latino.

Buscó en el álbum una fotografía de juventud, en la que se veía más delgada, y la pegó en el baño. Luego se tomó otra donde se veía con sobrepeso y la pegó en la nevera, en el cuarto, la puso en su celular. El siguiente paso fue suprimir de raíz el café, las gaseosas, las harinas blancas; empezó a tomar mucha agua y clases de zumba. Perdió cinco libras en dos semanas.

Siguió leyendo e investigando sobre comida saludable e integró la fibra, los vegetales y las carnes magras de pollo, pescado y pavo a su dieta. Puso en una pizarra sus deseos de cambiar, de verse y sentirse bien; compró un jean ocho tallas menos para usarlo en unas semanas. «En noventa días bajé cincuenta libras. Había transformado mi cuerpo y mi interior; me acerqué a Dios y me puse como misión inspirar a mis amigas».

pic10
Ingrid se describe como nutricionista, entrenadora y experta en salud holística. Tiene 41 años y dos hijas. Vive en Miami.

Creó una página web para compartirles sus métodos. www.adelgaza20.com llegó pronto a tener diez mil visitas. Daba consejos simples como no consumir harinas en la cena o seguir rutinas de ejercicio simples. En seis meses llegó a un millón de visitas. «Me sentí motivada a seguir estudiando, aprendí de nutrición holística, hice un máster en coach y programación neurolingüística y obtuve licencia en nutrición deportiva».

Ingrid vinculó a su esposo para que convirtiera su idea en negocio. Hoy los dos viven de la comida y la vida saludables.

AlRescate-Cover-full
Esta obra se lanzó en Estados Unidos en octubre del año pasado. Ya está en venta en Colombia.

Fuente : cromos.com.co

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s