“6 ocasiones en las que es posible acabar picando”

article-6-ocasiones-en-las-que-es-posible-acabar-picando-54a67ae90cdd9

Si te paras a pensarlo, picar entre horas es como espiar a alguien en Facebook, todos lo hacemos y nos satisface muchísimo. Sin embargo, momentos después nos arrepentimos, nos sentimos culpables y nos tenemos que tragar las consecuencias. De acuerdo con un estudio de la revista Appetite Journal existen 6 tipos de ocasiones en las que sucumbimos al picoteo. Women’s Health te las explica:

1. Peligro: Ocasiones especiales
La clave se encuentra en saber definir las situaciones especiales. Averigua qué es una ocasión especial para ti y qué no lo es. Entonces permítete picar tan sólo en los momentos especiales. Por ejemplo, si en la oficina se come pastel cada vez que es el cumpleaños de alguien, entonces no es una ocasión especial, ya que sucede a menudo. ¿Necesitas ayuda para saber cuáles son los momentos especiales? Si la ocasión se repite más de una vez al mes, entonces no es tan especial como crees.

2. Peligro: Cuando hay comida alrededor

¿Hay siempre comida a la vista en tu cocina? Si ese es el caso, debes aprender a no tener tentaciones. ¿Cómo hacerlo? Asígnate un horario para picar.  Las mejores horas para fijar tu tentempié son las 11h y las 16h ya que así puedes controlar bien tu apetito y llegarás saciada a las comidas principales.

3. Peligro: Momentos duros

Estamos seguras que en algún momento de tu vida has usado la comida para callar tus sentimientos. Tranquila, a todas nos ha pasado. Sin embargo, no debes dejar que esto te ocurra a menudo, ya que después de comer te sentirás peor al haber sucumbido a la tentación. Recuerda que comer no solucionará tus problemas. Si te sientes mal puedes hablar de tus problemas con una amiga, hacer deporte o viciarte a Instagram. Busca un remedio sano para evitar hincharte a comida.

4. Peligro: Cuando buscas una recompensa

¿Te acuerdas cuando eras pequeña y tus padres te daban galletitas si terminabas los deberes a tiempo? Te han entrenado para que consideres la comida como una forma de compensación en vez de un sustento. Si quieres recompensarte, mejor cómprate un nuevo pintalabios, píntate las uñas, date un masaje o empieza yoga. De esta forma te estarás recompensándote con tratamientos beneficiosos para tu cuerpo y no con comida que tu cuerpo en realidad no necesita.

5. Peligro: Noche de chicas

No hace falta que te digamos lo difícil que es decir que no a un trozo de tarta compartida con tus mejores amigas. Te damos un truco para lograr huir de él. Avisa con antelación a tus amigas y cuéntales que estás intentando comer sano y pídeles que te ayuden a controlar tus acciones. ¡De esta forma conseguirás pasar de la tarta con éxito!

6. Peligro: Cuando te sientes sin energía.
Es normal ‘picar algo’ cuando ves que te estás quedando sin pilas. Sin embargo, antes de tomarlo debes pensar bien si estás verdaderamente hambrienta. Es fácil que confundas la sensación de sed con la de hambre. Así que, para asegurarte, bebe agua primero. Si tras beber agua sigues hambrienta, entonces puedes tomar un snack. Pero existen snacks y snacks. El mejor tentempié es aquel que mezcla proteínas y fibras como los frutos secos o barritas de fibra ya que aportan mucha energía de golpe y recargan las pilas al instante.

Fuente : womenshealth.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s