“¿Cómo elegir a tu entrenador personal?”

Está a punto de venir una nueva temporada y debes enfocarte en cumplir tus metas, tanto como deportista élite o aficionado de la actividad física. Este artículo te servirá mucho para saber qué debes buscar en la persona que será tu mano derecha para alcanzar tus objetivos, tu entrenador personal. 

¿Cómo elegir a tu entrenador personal?

Se acerca el fin de año y es momento de evaluar todos tus logros y aquellas promesas que hiciste  y que no pudiste cumplir por múltiples razones, que sólo tú conoces.  Entre las promesas del año anterior estuvieron: empezar a hacer ejercicio, bajar esos kilos extras, reducir medidas de la cintura porque ya no te queda la ropa de soltero, bajar el colesterol por recomendación médica. Y hasta superar tu marca, mejorar tu rendimiento y ganar un Mundial.

Ya estamos en diciembre y no pudiste lograrlo. Tienes dos opciones: redefinirlas y cambiarlas o mantenerlas y pretender que este año si lo lograrás. En ambas corres el riesgo de no lograrlo si no estás dispuesto a hacer un sacrificio de tu valioso tiempo y dedicarlo para ti. Recuerda que las responsabilidades de trabajo y familia siempre estarán ahí.

Tratar de buscar una solución a esta interrogante añade estrés a tu vida y aumenta la frustración. En ese momento es cuando se hace necesario buscar ayuda de alguien que pueda orientarte de mejor manera para poder lograr tus objetivos.

La respuesta para este tipo de personas, ha logrado resultados favorables en todo el mundo durante las dos últimas décadas y la palabra Entrenador Personal  se está volviendo parte del lenguaje popular. En nuestro país es normal ver a personas corriendo, nadando, pedaleando o levantando pesas, con otra al lado que le grita y lo anima a seguir adelante. Para los deportistas profesionales, los entrenadores son el arma para mejorar en la disciplina y alejar a enemigos como las lesiones.

¿Cómo elegir a tu entrenador personal?
¿Cómo elegir a tu entrenador personal?

Sin embargo, tenemos que empezar a reconocer quiénes te ayudarán a lograr tus objetivos y quiénes simplemente se transforman en compañía por una hora.

Si buscas alguien con quien correr, pedalear  o caminar en el parque o alguien que te enseñe a usar las máquinas de un gimnasio busca un amigo, pero si realmente quieres alguien que aporte con conocimientos y te llevé a cumplir tu meta busca un Entrenador Personal.

Antes de salir corriendo a contratar a alguien tómate  unos días analizando las opciones y compara costos vs. servicio y beneficio. Recuerda: entrenador personal no es alguien que es bueno en un deporte o actividad física. Entrenador personal es alguien que estudió y se preparó para prescribir ejercicios en beneficio de tu desarrollo físico y en pro de alcanzar tu meta personal.

UN TEST

¿Cómo puedo saber quién es bueno y quién no?
A continuación enlisto una serie de preguntas que te ayudarán a decidir si estás contratando a la persona apropiada.

• ¿Tiene alguna certificación o credenciales que lo acrediten?
• ¿Te inspira confianza y seguridad?
• ¿Te puede dar el teléfono de contacto de algún cliente para pedir referencias?
• ¿Te explicó cómo funciona el programa de ejercicios que ejecutará?
• ¿Hace algún tipo de evaluación inicial: peso, talla, IMC, % de Grasa, postura, exámenes clínicos sobre tu estado de salud general. Y usa esta información de forma permanente dentro de tu planificación?
• ¿Escuchó cuáles son tus metas y necesidades antes de empezar el programa de ejercicios?
• ¿Conoce tu disponibilidad de tiempo, tus ocupaciones, tus prioridades, para poder armar una planificación que no boicotee tu vida, sino que la enriquezca?
• ¿Realiza pruebas de evaluación cardiovascular, fuerza, resistencia y flexibilidad antes de empezar el programa de ejercicios?
• ¿Se preocupa de tu postura y técnica durante la realización de los ejercicios?
• ¿Corrige y da variaciones a los ejercicios que producen molestias o dolor?
• ¿Evalúa periódicamente el rendimiento y reajusta el programa de ejercicios?

Si contestaste, positvamente de 8 a 9 preguntas, estas con un buen entrenador. De 7 – 5 debes cuestionarte seguir con él o ella. Si  contestaste positivamente a 4 o menos, huye mientras puedas.
Dentro de estas preguntas existen algunas que son muy importantes, como la del historial clínico y las evaluaciones iniciales. Éstas son una referencia o punto de partida del estado físico y de salud de la persona.
Con la tecnología en la palma de tu mano es fácil revisar si existe tal o cual certificación y la reputación que las mismas pueden tener en el área. Solo tienes que buscarla en Google.

Señales de advertencia

• Cuando un entrenador te presiona para comprar determinado producto o medicamento, ten cuidado pues el principal negocio de un entrenador es servicio y no comisión por venta de un producto. Ahí se crea un conflicto de intereses.
• De igual manera un profesional en acondicionamiento físico no es doctor o nutricionista, a menos que tenga otros títulos que lo acrediten como tal. Por lo tanto, ten cuidado al seguir algún tipo de dieta o tomar algún medicamento o pastilla mágica para bajar de peso.  Todos los medicamentos deben ser prescrito por un médico, no arriesgues tu cuerpo ya que es el único que tienes y por lo general no hay repuestos exactos para cada uno de nuestros modelos.
• Personalmente no me gusta entrenar a alguien más de dos veces por semana ya que parte de mi responsabilidad es que cada persona aprenda a escuchar a su cuerpo y vaya creando la disciplina de entrenar sin necesidad de una persona al lado. Esto no quiere decir que dos veces por semana es suficiente, lo que significa es que existen otros 3 o 4 días en los que debes hacer tu tarea personal de entrenamiento.   Esta es una opción personal y existen tantas opciones como entrenadores para que puedas elegir la que mejor se adapte a tus necesidades personales y económicas.

Los entrenamientos personales en grupos pequeños de 3 a 4 personas se están volviendo populares a nivel mundial ya que son más económicos para los participantes y rentables para el entrenador.  Ya sea 2, 3 o 5 veces por semana tu entrenador debe  cumplir con la mayoría de los puntos que un profesional en esta área requiere.

¿Cómo elegir a tu entrenador personal?
¿Cómo elegir a tu entrenador personal?

Consejos para entrenadores

En su artículo “Cómo evolucionar como entrenador”, Matt Dixon, uno de los coachs de triatletas más reconocidos del mundo, da una serie de recomendaciones para quienes se dedican a guiar los pasos de los deportistas de élite o amateur. “Cualquier entrenador que cree que ha resuleto el rompecabezas está en declive”, por esto recomienda:

• Sé tu crítico más severo: Reflexiona y busca formas para mejorar los resultados generales, en vez de asumir que los re sultados exitosos son la solución. Y añade a tu equipo de trabajo a especialistas en cada área, capaces de ampliar tu propio enfoque.
• Mantente al día: Investiga y estudia sobre los distintos resultados y tendencias en el deporte. Mantén un diálogo saludable con expertos de diversos campos.
• Rodéate de gente inteligente: Los expertos son recursos para apoyar tu metodología.
• Que se trate de los atletas: Que tu trabajo y las soluciones se basen en lo que funciona para el atleta. El ser testarudo y no admitir que el proceso no está funcionando, disminuye el éxito.
• Mira y aprende de tus compañeros: Aunque los métodos, la personalidad y la filosofía sean distintos, es importante mirar a los demás que han alcanzado el éxito y tratar de entender su proceso y enfoque.
• Cree en ti mismo: Es importante ser autocríticos pero también confiar en el propio trabajo. El enfoque de coaching se consigue con los años, de ser atleta a entrenador, y de estudios universitarios con una base sólida. “Si vamos a crear campeones del mundo no podemos aspirar solo a encajar. Tenemos que tratar de ser mejores”.

Por: Alex Galeth
CPT NASM (National Academy of Sports Training) # 1483149
Personal Trainer to Watch 2014  LifeFitness/ Latin America
http://www.alexgaleth.com Twitter:@AlexGaleth e-mail: info@alexgaleth.com

Fuente : vidactiva.com.ec

La práctica intensiva de deporte comportan un intenso desgaste del colágeno articular y muscular. Los ejercicios y el entrenamiento exigen una repetición de movimiento en tensión. El precio de este sobreesfuerzo puede ser un futuro de incapacidad progresiva y dolor, causados por el desgaste acelerado de las fibras de colágeno de estos tejidos.

Para más información visita www.colafit.co

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s