“Cómo evitar comer “por aburrimiento””

Seguro te ha pasado que si no tienes ninguna actividad para hacer, te ataca el hambre. Lo mismo ocurre cuando estás mirando televisión, por ejemplo, sin darte cuenta, ingieres algún alimento. Irás a la nevera más veces cuando estás aburrido que cuando lo estás pasando de maravillas. Aprende cómo evitar comer por aburrimiento, algo muy frecuente y peligroso, en el siguiente artículo.

Comer cuando estamos aburridos

¿Te has puesto a pensar alguna vez por qué te dan más ganas de comer cuando no estás haciendo nada? Vas a la nevera, revisas a ver qué puedes consumir, puede que revises los estantes o las alacenas. Y no te contentarás con una fruta o un yogur, sino que quieres algo más sustancioso, como ser un chocolate, un postre, una rebanada de pan con mantequilla o unas patatas fritas. Es decir, que no elegirás nunca (o casi) lo que es saludable o no tiene tantas calorías.
Es probable que cuando estés aburrido es cuando más sufras antojos de aquello que te está prohibido o vedado. Has de saber que sólo recurres a la comida porque estás buscando de qué manera llenar un vacío, esa sensación de que necesitas algo para estar completo.

Entonces, ¿por qué comemos más cuando estamos aburridos que cuando estamos entretenidos? Según la definición estricta, comer es dar alimento para poder cumplir con las funciones vitales, sin embargo, en esos casos, estamos excediendo la cantidad exigida por nuestro organismo. Es que a diferencia de otros seres vivos, los humanos tenemos el hábito de comer aún cuando no tenemos hambre, sólo por el placer que este acto nos genera.
Entonces, la comida es más que una necesidad biológica. Si a eso le sumamos el marketing, que nos induce a consumir cosas diferentes todo el tiempo, lo cierto es que tendremos más estímulos para hacerlo.
Por otra parte, es más probable que comamos cuando estamos aburridos, que según la filosofía es un estado de debilidad, cansancio o fastidio, relacionado al tiempo libre y al ocio. Pensamos que no hacer nada es malo y por ello necesitamos llenar ese vacío, ese error.

Comer frente al TV

Cómo evitar comer cuando estamos aburridos

La próxima vez que tengas tiempo ocioso (si es que tienes la dicha de disfrutarlo), podrás evitar comer, a menos que realmente tu cuerpo te esté pidiendo alimentos. No ingieras comida sin pensar o prestando atención a otra cosa. Cambia tu actitud y tus hábitos para sentirte mucho mejor. Sigue estos pasos para evitar comer sólo por aburrimiento:

Lleva un diario

En él tendrás que registrar todas tus ingestas y si tienes esa información, incluye la cantidad de calorías consumidas. No te olvides del horario.

Reconoce cuáles son tus patrones alimentarios

¿Coinciden tus comidas con los momentos en que no haces nada, como por ejemplo cuando terminas con las tareas del hogar o al regresar de la escuela? ¿Hay un momento particular donde comes más o donde te encuentras más aburrido?

Ansiedad.comer

Determina si realmente tienes hambre

Para darte cuenta de ello, haz una escala del uno al diez, siendo el número más bajo no tener hambre y el más alto, que estás famélico. Si tu puntuación es de siete o más, come. Si es menos, espera un poco más a realmente tener hambre.

Encuentra otras tareas

Si crees que estar sin hacer nada es algo malo o que te gustaría aprovechar mejor el tiempo, entonces, busca intereses que tengan su recompensa, como por ejemplo, ve al parque con tus amigos, lee un libro, limpia la casa, haz ejercicio, habla por teléfono con tu abuela, ordena tu habitación, sal de compras, etc.

Haz una actividad donde las manos estén ocupadas

Puede ser manicure, escritura, tocar un instrumento musical, tejer al crochet, hacer artesanías, coser ropa, cuidar las plantas, etc.

Comida basura

Concéntrate más

Si sientes que tienes hambre porque estás mirando el techo, haz algo que requiera mayor enfoque, como por ejemplo, estudiar, hacer tareas o leer algo de difícil comprensión.

Sal a dar un paseo

Así tendrás menos tentaciones y la cocina se alejará de ti. Pero ten cuidado porque en el exterior hay tiendas donde venden comida también, así que lo mejor será que no lleves dinero. Las ansias deberían empezar a desaparecer con el ejercicio.

Evita comprar algunos alimentos

Como se decía antes, cuando estamos aburridos comemos cosas grasosas, dulces o con muchos hidratos. Entonces, si sabes que te atacarán las ganas de comer unas patatas fritas o unas galletas de chocolate, no los compres. En su lugar, prefiere algo más saludable como ser las frutas o barras de cereal.

Los riesgos de consumir comida rapida

Evita tener comida fuera de la cocina

Nada de llevarte unos snacks a tu habitación o a la sala. Come siempre en la mesa correspondiente, sea en la cocina o en el comedor. Evita también comer en el sofá mientras miras televisión.

No dejes pasar tanto tiempo entre comidas

Además de las cuatro ingestas principales (en orden decreciente desayuno, almuerzo, merienda y cena), añade dos colaciones pequeñas, una a media mañana y otra a media tarde. Así no tendrás tanto hambre.

Come lo que te satisfaga

Puede ser una rebanada de sandía o un tallo de apio, porque ambos contienen bastante agua y son bajos en calorías. Sentirás más saciedad y no el estómago vacío.

Bebe más agua

Cuando sientas que tienes hambre, tal vez sea que tienes sed. Así que, está permitido que andes por toda la casa con una botella de agua para hidratarte.

Beber agua

Fuente : mejorconsalud.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s