“Sexo y deporte: cuando entrenar es un placer”

Sin duda es una actividad física saludable, resulta placentero y hasta puede crear adicción, pero ¿puede el acto sexual ser considerado deporte?

sexo-deporte-pareja-fresa_thumb_e

¿Qué diferencia al sexo de otro tipo de actividad física? 

Lo que es realmente interesante e indica lo especial que es el acto sexual como actividad física es que al estudiar la frecuencia cardiaca media que tenemos al realizar las actividades cotidianas de la vida diaria y compararlas con las del acto sexual vemos que el coito requiere unas frecuencias cardiacas ligeramente menores (117 l/min) que las actividades rutinarias diarias. Esto quiere decir que la actividad sexual supone un menor esfuerzo del corazón que un día normal y se asocia una actividad física moderada. Esto explica por qué las personas que sufren enfermedades del corazón tienen muy poco riesgo, menos de un 5%, de volver a sufrir un infarto cuando realizan el acto sexual.

De hecho, la evolución de nuestra FC y el incremento de nuestra tensión arterial durante la actividad sexual no se comportan del mismo modo que en cualquier otro ejercicio. Por eso el control de la FC y la tensión arterial, en este ejercicio en concreto, no es válido para establecer el consumo de energía. Durante el acto sexual consumimos más energía (“quemamos más calorías”) con menor esfuerzo cardiovascular. Todo este beneficio en un tiempo record de 25 minutos de media. De la misma manera, el acto sexual no deja de ser un ejercicio físico con un alto grado de repercusión psicológica, porque resulta muy satisfactorio.

¿Cuántas calorías “quemo” durante el coito? 

Pues va a depender de muchos factores. La actividad sexual supone un gasto energético de leve a moderado cuya cuantía está directamente relacionada con múltiples variables: la posición que adoptemos, el entorno, nuestra edad, nuestra genética… y de modo muy especial, con nuestro estado de forma. Cuanto más ejercicio físico realizas, mejor te encuentras, mayor deseo sexual experimentas y menor esfuerzo te exige la actividad sexual. Del mismo modo que alguien que está en forma siente menos pereza para subir un tramo de escaleras, también siente menos pereza para realizar el acto sexual y experimenta un mayor apetito sexual.

Si no realizas ejercicio de forma habitual y tienes problemas de apetito sexual, deberías comenzar a plantearte hacer algo de deporte. Te sentirás mejor y en unas pocas semanas aumentará tu deseo sexual.

Y ese aumento de la actividad sexual en sí mismo tendrá también beneficios para tu estado de forma. Como toda actividad física la repercusión que tiene en el organismo es muy positiva. Numerosos estudios demuestran que si tienes una vida sexual activa existe menos riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Asocian el deporte como hábito saludable que potencia tus ganas de realizar la actividad sexual y recíprocamente aseguran que quien tiene una vida sexual activa se encuentran mas sanos.

Si realizas el acto sexual una vez al día disminuirás un 50% las probabilidades de padecer un infarto agudo de miocardio. Pero si ya has padecido alguna afección cardiovascular, lejos de estar contraindicada, la actividad sexual habitual es un indicador de un estado saludable físico y psicológico y esto repercute muy directamente en tu día a día.

Son innumerables los beneficios que aporta desde el punto de vista psicológico. Aumenta la autoestima, mejora la socialización, incrementa la percepción positiva de uno mismo, la percepción positiva de lo que te rodea… Si eres sexualmente activo te sentirás mejor y serás más feliz. Además la falta de actividad sexual está relacionada directamente con la ansiedad y con la depresión. Así que nunca más digas que eres sedentario…

Lo que no te atreves a preguntar sobre sexo y deporte 

  • ¿Me perjudica practicar sexo antes de las competiciones o entrenamientos importantes?

Psicológicamente es beneficioso y se ha demostrado que el sexo no influye en el rendimiento físico si hay al menos de dos horas de descanso.

  • ¿Puedo lesionarme practicando sexo?

Siempre habrá excepciones, pero el sexo es uno de los ejercicios más seguros. Incluso si ya padeces una lesión.

  • El sexo puede ser considerado deporte, ¿eso incluye también a la masturbación?

La masturbación es un ejercicio de menor intensidad que el sexo. No obstante, ambos son excelentes actividades cardiovasculares y psicológicas.

  • ¿La actividad sexual es más completa físicamente si cambias a menudo de pareja?

Por norma general el ejercicio que te causa menos estrés es más beneficioso (y buscar nuevas parejas puede resultar algo estresante), pero dependerá de tus hábitos. Lo que sí que está demostrado es que el acto sexual con pareja habitual es psicológicamente mejor.

  • ¿Qué es más beneficioso desde el punto de vista de la salud, un coito o salir a trotar media hora?

Ambos pueden ser igual de buenos. Tanto física como psicológicamente. Siempre, en el deporte y la salud, lo ideal es alternar varios deportes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s